Cuando se trata de viajar, cada vez son más las personas las que deciden hacerlo solas. La sensación de libertad, de no tener que rendir cuentas a nadie o de poder ir a un ritmo propio, son algunas de las ventajas que ven en este tipo de viajes. Por ello cada vez son más comunes los viajes organizados para personas solas. 

Sin embargo, sobre todo para aquellas que todavía no han realizado una de estas escapadas, siempre viene bien conocer algunos detalles que hay que tener muy en cuenta antes y durante el viaje. Gracias a ellos se podrá sacar mucho más partido a esos días que se han elegido para escapar de la rutina diaria.

¿Qué hay que tener en cuenta antes del viaje?

Antes de comenzar el viaje, nada mejor que tener en mente siempre estos aspectos.

  • Reservar todo con antelación. Al viajar solo, esto tendrás que hacerlo por ti mismo. La previsión te permitirá ahorrar una buena cantidad de dinero. Eso sí, en el caso de que no se disponga del tiempo necesario, lo mejor es dejarlo todo en manos de una agencia. Son muchas y muy competentes las que hay a día de hoy.
  • Planear el itinerario. En función de los destinos que se vaya a visitar y del tiempo del que se disponga, se debe planificar un itinerario realista. De este modo se podrá hacer todo aquello que se tenía prevista sin que falte tiempo. Los viajes organizados para personas solas son fundamentales. 
  • Viajar informado. Es lo mejor. A pesar de que ya conozcas el sitio al que vas, siempre es recomendable hacerse con una guía, en papel u online, para saber más detalles de tu destino.
  • Contratar un seguro de viaje. Esto es básico. En muchas ocasiones se puede pensar que no es necesario y que solo sirve para gastar más dinero. Sin embargo, una pérdida de alguna pertenencia o cualquier otro tipo de percance quedará cubierto gracias a él.

¿Qué hay que tener en cuenta durante el viaje?

No obstante, durante el viaje, también hay que prestar atención a una serie de detalles que pueden ser cruciales para disfrutar de unos días únicos.

  • Cuidado con las esperas. Si se ha planificado un viaje en el que puede haber esperas, como por ejemplo las de un aeropuerto, lo mejor que se puede hacer es llevar una buena lectura o algo de música. Al estar solo el tiempo puede hacerse más largo.
  • Mantener el contacto con la familia. El viajar solo no quiere decir desaparecer del mapa. De hecho, precisamente por el hecho de ir solo, una buena idea puede ser mantener informada a la familia o amigos sobre nuestro viaje. Esto evitará preocupaciones innecesarias.
  • Cuidar de las pertenencias. El ir solo de viaje puede hacer que no se preste la atención debida a las pertenencias. De ahí la importancia de hacer un especial hincapié en este aspecto para evitar males mayores.
  • Conocer personas. Viajar solo no es sinónimo de estar aislado. Por ello si se tiene la ocasión de conocer a gente interesante, no se debe desaprovechar. Hay que tener en cuenta que por norma general serán personas muy a fines a esa manera de pensar.

Por lo que si estás pensando en viajar solo, no lo dudes más. No seas el último en disfrutar de los viajes organizados para personas solas.

 

1 Comentario

Carla · 7 abril, 2018 a las 19:08

Llevo realizando viajes en solitario desde el camino de santiago, y no me ha pasado nada. Recomiendo que se hagan viajes solos para conocerse a uno mismo. A mi me ha cambiado la vida desde que lo hice

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *