Si te estás planteando tu próxima escapada de vacaciones y no dispones de muchos días para hacer tu viaje, te ofrecemos todo lo que necesitas saber para que puedas viajar a Italia, a Roma y visitar los más importante en 3 días. Aunque tu viaje sea solo de un fin de semana puedes hacer y conocer muchas zonas de la ciudad que te harán disfrutarla al máximo sin perder ni un detalle de este romántico lugar. Por ello te vamos a decir cómo es posible visitar Roma en tres días.

Queremos darte ideas de los lugares que puedes visitar en esa visita relámpago a la ciudad de Roma. Si has buscado un hotel en Roma será mucho más fácil visitar todos los lugares importantes ya que podrás ahorrar bastante tiempo en desplazamientos.

El primer lugar de parada obligatoria si visitas Roma es el Coliseo. No puedes abandonar esta ciudad sin visitarlo, por eso es la primera visita que te recomendamos al visitar Roma. Una vez en el anfiteatro podrás viajar en el tiempo recordando la época de más esplendor del Imperio Romano gracias a las peleas de gladiadores que se celebran diariamente en diferentes horarios. Debido a la gran afluencia de visitas que hay en la zona te recomendamos que acudas antes de la hora de apertura que son las 8:30 h para que así puedas tener tiempo de verlo.

Tienes la opción de comprar la entrada en el foro y reservar visita con guía en español que incluye el Foro y Palatino o incluso puedes encontrar ofertas que incluyen el Vaticano. Puedes aprovechar para visitar los museos capitolinos que se encuentran también por esa zona.

Visitar Roma en tres días es posible

La visita al Trastevere no puedes pasarla por alto, es uno de los barrios con más encanto de la ciudad. Sus calles están llenas de tiendas artesanales y de tabernas que te conducirán hacia la Basílica de Santa María de Trastevere. En esta zona puedes optar por tomar algo tranquilamente y cerrar así tu primer día de visita.

En tu segundo día de visita puedes ir a la Basílica di San Pietro in Vincole y de allí visitar el mercado de Trajano que tiene más de 2.000 años de antigüedad pero que ha conservado su aspecto y su ambiente original. Entrar en él es como viajar en el tiempo. En esta zona puedes llegar fácilmente hasta el monumento Nazionale Vittorio Enmanuele II que cuenta con un gran mirador.

La última parada obligatoria para este segundo día es el Mercado de Campo di Fiori que se considera uno de los mejores mercados de la ciudad. De ahí puedes acabar en Piazza Navona que son sus fuentes barrocas te ofrece un espacio para el descanso.

El tercer día en la ciudad no puedes faltar a tu visita a Ciudad del Vaticano. Aquí puedes encontrar tres zonas a visitar que son los Museos Vaticanos, la Plaza de San Pedro y la Basílica de San Pedro. Una vez allí podrás ver vestigios de la historia y obras de arte como una de las escaleras consideradas las más bonitas del mundo, la Escalera de Bramante.

Sin duda, Roma en tres días es un viaje a Italia bien aprovechado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *