Si tienes planeado un gran viaje y haces una escala en Dubái de varias horas, te aseguramos que podrás conocer mucho de esta lujosísima ciudad. Y apuntar un destino más visitado. Te recomendamos que, cuando compres el vuelo, revises con lupa el tiempo que dura la escala. Y el horario para que tu estancia en Dubái sea mínimo de 7 horas y durante el día. De esta manera podrás conocer muchas cosas de esta cultura. Te contamos qué hacer en Dubái mientras esperas tu siguiente vuelo.

Visado y transporte en Dubái

Debes saber que los españoles no necesitan visa para entrar en Dubái. Así que por ese lado también puedes estar tranquilo. Ya que no habrá ningún inconveniente para salir y darte cuenta de qué hacer en Dubái durante estas horas.

Lo primero que debes hacer antes de salir del aeropuerto es cambiar algo de dinero para las actividades que vas a realizar. Y a continuación, elegir el medio de transporte. Para moverte por Dubái hay tres maneras: taxi, metro y autobús. Para las últimas dos se debe adquirir una tarjeta que puedes averiguar en el aeropuerto dónde comprarla.

Hay que tener en cuenta que el viernes es festivo allí. Así que estos dos medios de transporte no funcionarán. Si por suerte pillas alguno, será hasta casi medio día. Por eso, la recomendación es moverse en taxi. Aunque la ciudad es muy lujosa, los taxis mantienen precios que para los europeos serán familiares.

Qué hacer en Dubái

Lo primero que te recomendamos es ir a la parte antigua de Dubái. Allí encontrarás un fuerte contraste con los enormes rascacielos. Y verás mezquitas, el mercado tradicional, sentirás toda esa atmósfera árabe. Y, por qué no, tal vez veas algunos camellos.

Después, te sugerimos ir a alguna de las playas públicas de Dubái, como Jumeirah Beach. Si llegas temprano en la mañana, encontrarás que no está muy visitada. Y podrás relajarte un rato. Además, podrás observar la famosa isla artificial que tiene forma de palmera, el Palm Jumeirah.

Ahora, es momento de ir a conocer el lujo y la extravagancia que caracterizan a esta ciudad. Así cuando regreses y te pregunten qué hacer en Dubái, podrás decir que conociste el rascacielos más alto del mundo. Con 828 metros, el Burj Khalifa se alza imponente e invita a los turistas a subir hasta su mirador para tener una gran vista de toda la ciudad. Aquí debes tener en cuenta no solo con cuánto dinero cuentas, sino la cantidad de gente que estará esperando en fila. No vaya ser que compres el boleto y la espera sea tanta que debas salir corriendo al aeropuerto.

Otro sitio obligado es el acuario. Con más de 30 mil especies de animales este acuario es uno de los más grandes del mundo. E incluso se puede bucear allí. Pero si no tienes tiempo o mucho dinero, desde afuera se puede observar su inmensidad.

Finalmente, te recomendamos ir al Dubái Mall. El enorme centro comercial de tiendas de gama alta donde te sentirás como una celebridad.

Así, tras todas estas visitas, ya puedes regresar al aeropuerto habiendo disfrutado de esta espectacular ciudad. No lo olvides, ya sabes qué hacer en Dubái.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *