Córdoba es una ciudad andaluza preciosa. En ella podemos encontrar su impresionante Mezquita, el Puente Romano, su Alcázar o Medina Azahara entre otros tantos monumentos. Pero una de las cosas que más caracteriza a esta ciudad es su olor a azahar y los Patios de Córdoba. 

No hace falta adentrarnos a fuentes históricas o literarias para darse cuenta que los patios son un signo de identidad de Córdoba. Solo hay que darse un paseo por esta bella ciudad para ver en sus ventanas decoradas con la esencia del azahar, el clavel, la rosa, el dompedro, la buganvilla o todos los tipos de geranios de tantos colores que existen.

patios de cordoba

Festival de los Patios de Córdoba

En 1980, los Patios de Cordoba fueron declarados Fiesta de Interés Turístico Nacional. Y en 2012, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco el 6 de diciembre de 2012.

El festival de los Patios cordobeses es un concurso de patios que se celebra durante la segunda y tercera semana del mes de mayo. Los participantes abren de forma gratuita sus casas para enseñar sus patios y lo bonitos que están con su decoración, llenos de plantas. En este concurso pueden participar tanto patios con arquitectura antigua como moderna.

En los últimos años suelen participar en el concurso unos 50 patios. Los cuales se pueden ir a visitar durante el mes de Mayo. Y los podrás encontrar en los barrios de Alcázar Viejo, Santa Marina, San Lorenzo, la Magdalena la Judería y en el Palacio de Viana. Allí disfrutarás de la gran belleza de unos rincones llenos de colores y aromas únicos. Además, la fiesta de los Patios de Córdoba está acompañada por la verbena de San Basilio. 

Si viajas durante esta época a la ciudad, ve a la oficina de turismo y pregunta por los planos de la ciudad con los Patios de Córdoba. Ahí verás donde están situados y podrás seguir el recorrido para no perderte ni uno.

¿Dónde podemos situar el origen?

No se sabe exactamente desde cuando existen los Patios de Córdoba. Pero, si nos trasladamos a época romana vemos que a medida que la colonización romana avanza en Iberia, se van estableciendo el modelo de casa romana. Estas casas tenían una abertura en el centro, llamada “atrium”, que era un pequeño patio central al que daban todas las habitaciones. En este patio era por el que se recibía toda la luz y ventilación de la casa.

La casa romana cordobesa respondería al modelo común. Se han hecho hallazgos evidentes de que la decoración de los patios en Córdoba ha estado muy presente. Lo comprobamos en los mosaicos que se han encontrado en muchas casas con estas características. La romanización fue tanta en esta ciudad, que el futuro de Córdoba queda condicionada por ella.

Patios de Córdoba

En la Córdoba árabe se construye la Mezquita con un gran patio interior. Este es uno de los ejemplos de tantos que explican cómo son los patios cordobeses.

Del patio cristiano-medieval, podemos ver los mesones donde se encuentra la collación de San Nicolás de la Ajerquía, muy cerca de la calle del Potro. Aquí ya se ven referencias a los patios.

A mediados del siglo XIII y XV data la casa-corral. Otro ejemplo de patio cordobés. Donde vivían varios vecinos en torno a un patio. Se ve lo frecuente que es el patio en las construcciones cordobesas de la Baja Edad Media. Pero no solo la gente de a pie tenía este tipo de casas. En casas palaciegas, señoriales o incluso en el Alcázar de los Reyes Cristianos también daban mucha importancia a sus patios y jardines. Eran el lugar de encuentro.  

Y en esta época, Edad Media, es donde dicen que puede ser el origen de los Patios de Córdoba. Que los construían como elemento característico de la casa y centro de la actividad doméstica.

Poema a los Patios de Córdoba

Es tal la fama y la belleza de los Patios de Córdoba, que grandes poetas como José de Miguel explican la grandeza de los patios en sus versos:

Donde la cal es rito milenario,

donde el sol es crisol enardecido,

donde la sombra es apacible nido,

donde el sosiego guarda un santuario;

donde el jazmín es flor y es incensario,

donde la fuente es música al oído,

donde el pozo es un gozo presentido,

patios de Córdoba

donde la vida es un soñar diario;

donde el tiempo lo rige un campanario,

donde el arriate es un tapíz florecido,

donde el clavel es corazón herido,

donde el amor oculta un relicario;

donde esplende la perla de Occidente,

¡donde Córdoba es patio, solamente!

Vemos como los Patios de Córdoba han marcado el estilo de vida de la sociedad en torno a ellos desde la época romana. Y que en la actualidad se sigue conservando esta tradición tan pura y bonita. ¿A qué esperas para visitar el próximo Mayo esta increíble ciudad con sus preciosos patios?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *