El Canal de Panamá es un canal de navegación que permite acortar el tiempo de comunicación interoceánica, desde inauguración fue el 15 de agosto de 1914. Proporciona una vía de tránsito corta y relativamente barata.

Representa una de las más grandes obras de ingeniería que ha permitido conectar los océanos Atlántico y Pacífico. Convirtiendo este punto en una zona estratégica para el comercio mundial.

Debido a su gran infraestructura, también se ha convertido en un importante sitio de interés turístico. Naturaleza y tecnología conviven en este espacio que sin duda alguna vale la pena conocer.

canal de panamá

Qué visitar en el Canal de Panamá

El Canal de Panamá tiene varios puntos de interés y diferentes formas de recorrerlo. Veamos algunos de ellos:

  • Las esclusas de Miraflores

Son las más cercanas a la ciudad y por tanto las más visitadas. Cuenta con un centro de visitantes bastante grande desde donde se pueden observar el paso de los barcos. Además hay un museo, tienda de regalos y un restaurante que ofrece de 11:30 a 16:00 almuerzo buffet y cenas desde las 16:00 hasta las 23:00.

  • Las esclusas de Pedro Miguel

A diferencia de las de Miraflores, no cuentan con centro de visitantes ni ningún otro servicio . Sólo unos puestos de estacionamiento donde se pueden ver las esclusas, los barcos y el Puente Centenario.

  • Las esclusas de Agua Clara

Se encuentran en la Provincia de Colón en el lado Atlántico del canal, a una hora en coche de la ciudad. Cuentan con centro de visitantes con sala de proyección y un restaurante. Pertenecen al proyecto de ampliación del canal y son las únicas de este proyecto que se pueden visitar.

  • Las esclusas de Gatún

Actualmente no se pueden visitar, pero el puente giratorio sigue en funcionamiento con horario reducido. Cruzar el puente es una experiencia muy interesante, ya que permite estar muy cerca de las esclusas.

  • El ferrocarril transoceánico

Durante la construcción del canal, se utilizó para movilizar rápidamente equipos pesados y materiales. Fue restaurado a principios del siglo XXI para transportar contenedores y carga de un océano a otro, además se incorporó un servicio de pasajeros. Recorrer el canal por esta vía permite observar de cerca el recorrido del canal.

  • La Calzada de Amador

Hoy en día es un centro de recreación que cuenta con una marina, restaurantes, bares, carril bici, alquiler de bicicletas y diversas actividades de entretenimiento. Desde aquí se puede apreciar una vista espectacular de la ciudad y la bahía.

  • Gamboa

Este pequeño pueblo fue construido inicialmente para los trabajadores de la obra. Desde el pueblo no se pueden ver las esclusas, sin embargo es un lugar muy interesante desde el punto de vista histórico. Además cuenta con una de las mejores vistas del corte Culebra, una de las partes de más difícil construcción del canal. También se puede practicar senderismo y observar la fauna del lugar.

Sin duda alguna, el Canal de Panamá es una experiencia totalmente enriquecedora que nos permite apreciar de cerca lo que es capaz de realizar el ingenio humano en armonía con la naturaleza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *