Brasil

No se puede negar que, como norma general, para aquellos que pensamos que viajar es la mejor manera de invertir nuestro tiempo y dinero, Brasil ocupa las posiciones de cabeza del listado que todos tenemos en mente de destinos deseados. Al pensar en este país caribeño se nos dibuja una sonrisa en nuestro rostro, pues a nuestra mente nos llegan vistas de una de las ciudades más bonitas del mundo, de la alegría y energía de su pueblo, de sus fiestas y tradiciones, de la selva y de su extensa y variada gastronomía.

Pero, vayamos por partes, si queremos conocer a fondo este país, no perdernos nada de lo que ofrece que merezca realmente la pena, deberemos contactar con una agencia especializada en viajes a Brasil, profesionales que sepan lo que el turista necesita y ofrecérselo al mejor precio posible.

Unibras Travel es la experta en excursiones a brasil, la que te descubrirá este país en todo su esplendor, pero también la que hará que te sorprenda con sus secretos y misterios menos conocidos. Si quieres saber las excursiones en Brasil que no debes perderte, sigue leyendo, vamos a referenciarte algunos de los lugares que no debes dejar pasar bajo ningún concepto.

Una ruta clásica en nuestro viaje a Brasil

La cantidad de cosas que podemos hacer en Brasil es tan elevada que tendríamos que escribir un libro para describirlas todas. Desgraciadamente, contamos con poco espacio para regodearnos en lo que da de sí un viaje a este enorme país sudamericano, por lo que nos limitaremos a describir muy someramente lo que no podemos perdernos, algo que solo servirá para abrirnos el apetito y querer devorarlo en toda su extensión.

La primera parada, como no podía ser de otra forma, tiene que ser Río de Janeiro, una ciudad considerada muy peligrosa, pues atrapa al viajero y no deja que se vaya. La imagen clásica del Cristo Redentor con los brazos abiertos ofrece una perspectiva realmente majestuosa de todo el conjunto urbanístico, perspectiva que también podemos observar desde el Pan de Azúcar.

Las famosas playas de Ipanema y Copacabana, a pesar de estar incluidas dentro de la propia urbe, no dejan de sorprender a sus visitantes por la belleza que recoge, consideradas de las más lindas de todo Brasil. En el centro de la ciudad podremos pasear por el Parque Natural Tijuca, donde habitan libremente todo tipo de monos y tucanes, por el ambiente bohemio del Barrio de Santa Teresa o subir por las coloridas escaleras Selaron, e incluso pasear por las favelas pacificadas para comprobar y sentir la verdadera esencia carioca.

Otras de las ciudades que no podemos perdernos son Salvador de Bahía, primera capital colonial, con un casco histórico, Pelourinho, que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, Sao Paulo una metrópolis con más de 20 millones de habitantes con grandes contrastes y una gran oferta cultural, Paraty, una ciudad colonial situada en la Costa Verde de Brasil, mucho menos populosa, con playas encantadoras y la posibilidad de realizar actividades como la excursiones en barco o el snorkeling. Muy cerca se encuentra Trinidades, con enormes y espectaculares playas sin gente y con una piscina natural llena de peces.

Si es esta la parte en la que estás más interesado, en su parte natural y salvaje, entonces las cataratas de Iguazú han de ser parada obligatoria, considerada una de las 7 maravillas naturales del mundo, que comparte con Argentina. Un espectáculo que desde el lado brasileño puede contemplarse en toda su magnitud y aprovechar para hacer una visita al Parque de las Aves, donde encontraremos una muy amplia variedad de pájaros tropicales, muy llamativos y vistosos por sus muchos colores.

Al sur de Brasil se encuentra otro de los iconos naturales del país. Ilha Grande es una isla que conjuga la belleza de sus playas con un ambiente relajado y realmente acogedor. Solo hay un pueblo, Abraao, desde el que te podrás informar sobre los recorridos selváticos que te llevarán a las distintas playas semisalvajes y perfectamente conservadas mientras observas a los monos y otros animales tropicales. Pregunta por la Praia Lopes Mendes, considerada la playa más bonita de todo Brasil.

Pero Brasil en cuanto a espacios naturales tiene mucho más que ofrecer, entre los que cabe destacar el Parque Nacional de Brasilia Agua Mineral, que es el parque metropolitano más grande del mundo o el Pantanal Matogrossense, un parque de 135.000 hectáreas con una más que rica biodiversidad.

Y si todavía quieres más, aquí tienes una breve selección de los más importantes; Parque Nacional Dos Lenzois Marahenses, Parque Nacional Da Chapada Diamantina, Playa de Jericoara, Parque Nacional Marino Fernando de Noronha, Parque Nacional Da Serra Bocaina, Parque Estadual Do Caracol, Tepui Oraima, Delta Do Parnaiba, Parque Nacional Dos Aparados Serra y el Parque Nacional Itatiaia.

Redacción: Israel Guerra

 

 

 
Autor: Viajar Directo
Categorías: Guías para viajar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *